Declaración de Principios

Revista Punto de Fuga: Declaración de Principios

 

1. Introducción

El presente documento tiene por objetivo sentar precedentes del estado actual, trayectoria y proyecciones de la revista Punto de Fuga de los estudiantes de la Licenciatura en Teoría e Historia del arte de la Universidad de Chile. Esta publicación, cuya responsabilidad recae en un grupo de alumnos pertenecientes a dicha carrera, se encuentra actualmente en un proceso de renovación iniciado en 2013 por el actual Equipo Editorial. Dicho proceso nace de inquietudes tanto en torno al rol de la revista dentro de la Escuela, como sobre el espacio dedicado a la reflexión crítica en la universidad. Es por ello que los invitamos a informarse sobre dichos procesos y también a participar activamente de ellos, para así optimizar este espacio de desarrollo transversal para los estudiantes de nuestra carrera.

Un problema relevante para concretar dicho objetivo, es el actual contexto por el que atraviesa la Licenciatura. Para la revista es de vital importancia mantener activos los núcleos de reflexión crítica del estudiantado, pues ante las evidentes restricciones provenientes no sólo desde las Agencias de Acreditación, sino también de los Proyectos de Desarrollo Institucional, percibimos con preocupación que los índices cuantitativos pretendan imponerse por sobre el ejercicio responsable y de calidad de las múltiples carreras humanistas en el país.

Como parte de la renovación que hemos estado llevando a cabo en conjunto desde el año 2013 como Equipo Editorial, el presente documento busca transparentar nuestra situación actual y proyectos a futuro, con el fin de dar forma en conjunto a esta renovación.

 

2. Fundación y primeros años de la revista

La revista nace en 2005 a partir de un punto de inflexión representado por un cambio de malla en la Licenciatura en Teoría e Historia del Arte, proceso similar al que vivimos hoy los alumnos de la misma carrera. En aquella época, los estudiantes comprendieron que ante dicho proceso era necesario establecer un soporte editorial adecuado para el nuevo énfasis que tendría la carrera, a saber: la escritura como soporte del conocimiento (lo que, al día de hoy, y ante la consabida innovación curricular de carácter “profesionalizante”, nos parece que es puesto en duda, haciendo del ejercicio investigativo y escritural un espacio de resistencia).

De manera secundaria, se tomó en cuenta el evanescente carácter de la escritura universitaria, que finalmente no puede sino morir en el momento en que es calificada por el profesor, perdiéndose así una cantidad importante de trabajos de alta calidad y que eventualmente podrían constituir la base de las investigaciones futuras de cada estudiante. Por esta razón, además, la revista Punto de Fuga se concibió desde sus inicios como una publicación estudiantil: por estudiantes y para estudiantes.

Luego de dos años, se comenzó a organizar el Encuentro de Estudiantes de Historia del Arte y Estética, que ha encontrado continuidad hasta el día de hoy. Aquí se vierten todas las investigaciones hechas por el estudiantado, que son finalmente el eje de todo el proceso de aprendizaje de la Licenciatura (sin investigación, la carrera no puede sino fracasar como proyecto universitario). Además, esta instancia permite una apertura de parte de la publicación, al invitar a participar a otras universidades ligadas a las disciplinas de la Historia del Arte, la Estética y otras áreas de las humanidades.

Con estas dos instancias se configura la actual periodicidad de la revista, utilizando la modalidad de publicación semestral. El primer semestre se edita una revista de dossier, la que en un comienzo se nutría íntegramente de textos generados a partir de los encargos oficiales de las cátedras de la carrera. A partir del año 2010 se comenzó a implementar la modalidad de convocatoria para este número, donde se establecían problemáticas específicas a desarrollar, con el objetivo de tomar distancia del encargo oficial del aula, vinculando e incentivando el trabajo independiente de nuestros compañeros. Para el segundo semestre se edita una revista que funciona como soporte del Encuentro de Estudiantes, publicando las diferentes ponencias que en él son expuestas.

.

3. Estado actual de la revista

3.1 Publicaciones pendientes

Actualmente, la revista Punto de Fuga cuenta con cuatro números pendientes, publicaciones que corresponden a los años 2011 y 2012, las cuales se encuentran en diferentes etapas (en proceso de impresión y diagramación respectivamente). Cada número tarda aproximadamente un año en publicarse a causa de los procesos de edición y la burocracia que supone financiar la revista con fondos otorgados por la Universidad de Chile.

Ahora bien, los números 10, 11, 12 y 13 se encuentran atrasados a causa de la inconstancia de los comités anteriores, cuestión que intentamos resolver a través del proceso de renovación. Por otro lado, el número correspondiente al año 2013 (Revista Punto de Fuga nº14), el cual recopila las ponencias presentadas en el VII Encuentro de Estudiantes de Historia del Arte y Estética, se encuentra en proceso de edición dentro de los tiempos correctos, lo que nos permite proyectar su lanzamiento (junto con los números pendientes) a más tardar durante el segundo semestre del año 2014.

Cabe mencionar también que, pese a que la periodicidad de la revista Punto de Fuga es de dos números al año, durante 2013 se editó sólo uno. Esta decisión fue tomada por el Equipo Editorial con el objetivo de enfocarse en la renovación de la revista que se comenzó en dicho año; sin embargo, durante el 2014 se retomará la modalidad de publicación semestral.

Las ediciones publicadas de la revista Punto de Fuga, que van del número 1 al 9, se encuentran disponibles en formato digital en la página web de la revista (www.revistapuntodefuga.com), así como también se encuentran a la disponibles en la Librería del Departamento de Teoría del Arte (Facultad de Artes UChile, Sede Las Encinas).

3.2 Conformación del Equipo Editorial

Actualmente, el Equipo Editorial de la revista está conformado por seis integrantes, cuatro de ellos egresados y dos alumnos regulares. Todos los años, durante marzo y abril, se abre una convocatoria para aquellos alumnos que deseen unirse al comité, teniendo como requisito el pertenecer a la Licenciatura en Teoría e Historia del Arte de la Universidad de Chile (habiendo egresado hace no más de dos años de la carrera, o estar cursando 2°, 3° o 4° año de la misma) y presentar interés en el trabajo en conjunto que supone llevar adelante esta publicación. Los nuevos integrantes son escogidos por el mismo Equipo Editorial, cuyo número dependerá de las necesidades del comité en aquel momento.

3.3. Convocatorias y selección de textos

Las convocatorias son elaboradas por el Equipo Editorial, quien llama abiertamente a participar en ellas. La orientación de cada convocatoria está dada según discusiones propuestas tanto por el Equipo Editorial como por los estudiantes, donde el eje debe estar en torno a relevar ciertas problemáticas contingentes propuestas por los estudiantes y su posible pertinencia para nuestra propia investigación. Los textos a publicar son seleccionados por el Equipo Editorial, pensando en la pertinencia de las ideas dentro del campo investigativo, la novedad del contenido con respecto a los textos editados con anterioridad y, finalmente, contemplando -aunque de manera no definitoria- la calidad escritural.

3.4. Encuentro de Estudiantes

Hasta la actualidad, el Encuentro de Estudiantes se ha caracterizado por la regularidad. Los diferentes Equipos Editoriales se han esforzado por lograr que nuestros compañeros tengan asegurado el lugar para exponer sus ideas en formato de ponencias. Sin embargo, no podemos dejar de mencionar que este proceso no ha estado exento de problemas. Hasta el año 2012 el sistema de financiamiento fue el FONDAE (fondo entregado por la Facultad de Artes), el cual supone una importante restricción en cuanto a gastos; durante el 2013, el Encuentro fue financiado directamente por el Departamento de Teoría del Arte y el programa de Magíster en Teoría e Historia del Arte, lo que supuso un problema similar. Hasta ahora, todo ha sido hecho con los menores recursos y la mayor energía para no sucumbir ante la falta de financiamiento, problema que sólo es un reflejo en menor escala del ya conocido estado actual de las Universidades Públicas.

3.5. Renovación

Como ya hemos mencionado, desde 2013 que como Equipo Editorial se ha llevado a cabo una renovación, la que considera como eje fundamental el subsanar los constantes problemas de desinformación sobre la revista de parte del estudiantado. A continuación exponemos algunas de las medidas tomadas a partir de dicha renovación:

3.5.1. Página Web (www.revistapuntodefuga.com): Desde junio de 2013, abrimos una convocatoria permanente para publicar textos en nuestra página web, la que actualmente funciona como revista online (antes de lo cual servía sólo como plataforma de difusión de las actividades de la revista). Así, la revista Punto de Fuga ofrece la posibilidad de publicar en su sitio web cualquier artículo, reseña, entrevista, crónica o columna que tenga que ver con eventos o temas contingentes en torno a las artes visuales y la historia del arte. Para ello, quien desee publicar en la web de Punto de Fuga deberá enviar su texto en formato Word, acompañado de su nombre y ocupación, a la dirección: revistapf@gmail.com. La convocatoria ha sido creada pensando, en primer lugar, en los estudiantes de Teoría, sin perjuicio de que los compañeros de Artes Visuales y de otras áreas de las humanidades manifiesten su voluntad de escribir y publicar.

3.5.2. Redes Sociales: Junto con la activación de la página web, pusimos en circulación la revista a través de las redes sociales, haciendo llegar nuestras convocatorias a una mayor cantidad de personas a través de Facebook (Revista Punto De Fuga) y Twitter (@PuntoDe_Fuga). Además, estas plataformas no sólo se usan como medio de difusión de las actividades de la revista, sino que también se mantienen recibiendo y compartiendo información sobre exposiciones y actividades culturales en general.

3.5.3. Circulación: Una de las tareas pendientes de la renovación propuesta en 2013 es la circulación de las revistas en otras instituciones educacionales, bibliotecas, museos y centros de documentación, que puedan relacionarse con los temas que aborda la revista. En este aspecto, el problema que ha detenido esta tarea es la imposibilidad de entregar las revistas como donación. Sin embargo, actualmente nos encontramos trabajando en esto con el objetivo de cumplir con esta labor durante el 2014.

 

4. Proyección y conclusiones

Siendo conscientes del estado actual de la revista Punto de Fuga, como hemos dicho desde un principio, comprendemos la importancia de continuar con la renovación que hemos llevado a cabo desde 2013. Sabemos que como Equipo Editorial somos responsables de mantener dicha reformulación, pero sin embargo, este proyecto se hace imposible sin la inclusión y participación de todos los alumnos de la carrera. Teniendo en consideración que uno de los problemas más importantes al que nos enfrentamos es la baja participación, hecho que atribuimos principalmente a la desinformación en torno a la revista, lo cual podría desembocar también en un desinterés en torno a las convocatorias que propone la publicación año a año, es que nos proponemos continuar con la labor de reformulación de la revista Punto de Fuga durante el presente año 2014.

Es innegable el hecho de que hoy en día no somos la única escuela que cultiva los estudios sobre artes visuales en Santiago; nuevas escuelas se han abierto e incluso programas de posgrado de distinto carácter. Por lo mismo, la manifiesta diversificación y creciente masificación del discurso de las artes en Chile, tanto a nivel de perspectivas como de producción, implica que tenemos una serie de pares que no necesariamente provienen de una misma matriz disciplinar e ideológica. Ante este panorama, creemos que la revista Punto de Fuga necesita ampliar su rango de acción y elaborar redes de trabajo con otras instituciones, de modo que las nuevas generaciones de investigadores puedan estar al tanto del estado de las problemáticas desarrolladas por sus compañeros.

Para finalizar, no nos queda más que volver a mencionar la importancia de una participación activa de los alumnos de la Licenciatura en Teoría e Historia del Arte de la Universidad de Chile, con el objetivo de generar una reformulación que se haga cargo de la realidad contingente de nuestra carrera y posicionar a la revista como un espacio abierto en el que el trabajo de los estudiantes pueda ser visibilizado.

 

Equipo Editorial Revista Punto de Fuga 2014

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *